Un total de 30 personas desempleadas del municipio se han formado durante 11 meses tanto con clases teóricas como prácticas.

El Ayuntamiento de San Miguel de Abona ha clausurado los Programas de Formación en Alternancia para el Empleo (PFAE) de Monitores de Tiempo Libre Infantil y Juvenil, así como de Cuidado de Personas Dependientes en Instituciones, proyectos de inserción laboral que durante 11 meses beneficiaron a un total de 30 residentes en situación de desempleo.

“El desarrollo de estas iniciativas facilitará a los integrantes de ambos PFAE incorporarse al mercado laboral, pues durante los 11 meses que se han prolongado ambos programas los alumnos-trabajadores contaron tanto con clases teóricas como prácticas en los centros culturales de nuestro municipio, en un caso, mientras que el de Personas Dependientes realizaron parte de su actividad en centros de mayores o con vecinos que necesitaban una atención especializada”, resaltaron el alcalde, Arturo González, como el concejal de Empleo, Lot García, durante el cierre de este proyecto y en el que se les entregó a quienes participaron en estos programas el correspondiente certificado de profesionalidad.

De este modo, ambos mandatarios sanmigueleros manifestaron en la clausura llevada a cabo en el Museo Casa de El Capitán que la formación “es un pilar básico para conseguir un puesto de trabajo, por lo que en este mandato hemos llevado a cabo diversas acciones que se han centrado en este objetivo y logrando, consecuentemente, rebajar la cifra de desempleo en nuestro municipio”.