El centenar de trabajadores obtiene recursos para la prevención, detección o actuación en caso de detectar un caso de violencia machista.

El personal del Ayuntamiento de la Villa de San Juan de la Rambla se especializa en la detección, tratamiento y prevención de la violencia de género gracias a una iniciativa de la concejalía de Recursos Humanos que dirige el edil Cayetano Silva y que ha sido gestionada por la Fundación General de la Universidad de La Laguna y financiada por la Secretaría de Estado de Igualdad del Ministerio de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad.

La formación por la que pasará la totalidad del personal del Consistorio bajo la denominación “El papel del Gobierno Local ante la Violencia de Género” se presenta como una acción de sensibilización que ayude a romper mitos, conocer la realidad y estar al tanto de los recursos con los que cuenta tanto el municipio como la Isla. Asimismo, se plantea la creación de un espacio de diálogo en el que los participantes puedan reflexionar sobre cuál es su papel y cómo puede actuar en relación a la lucha contra la violencia machista.

Dividida en tres sesiones de dos horas cada una, profundiza en la construcción social de género, la desigualdad como causa de la violencia: concepto, tipo y manifestaciones, las consecuencias de la violencia machista, el papel del gobierno local en la prevención y lucha contra esta lacra (normativa, planes, recursos o servicios) y los recursos que en la actualidad están disponibles tanto para la detección como para la acción una vez detectado un caso.

“Las entidades locales son la administración más cercana a la ciudadanía, lo que las convierte en especialmente adecuadas para acometer determinadas actuaciones. Nuestros Servicios Sociales, el área de Igualdad y la Policía Local trabajan a diario con responsabilidad y eficacia para favorecer la sensibilización ciudadana, la prevención y represión de delitos, o dado el caso, el acompañamiento y apoyo a las víctimas. No obstante, entendemos que es sumamente importante que la totalidad de nuestro personal, con independencia del área donde ejerza su labor, esté preparado para actuar con eficiencia si detecta algún caso de esta deplorable violencia. Trabajamos para que nuestro Consistorio sea de los primeros en materia de prevención y que nuestros vecinos se sientan arropados por cerca del centenar de trabajadores que componen la plantilla de la Administración”, concluye Silva.