El Área de Servicios del Ayuntamiento de El Tanque que gestiona la Concejala en Funciones Jennifert Rosales finaliza los trabajos de restauración de la trilladora que durante años estuvo abandonada en la parcela municipal anexa al Restaurante La Llovizna.

El coste de los trabajos han sido asumidos íntegramente con recursos propios, se han prolongado durante al menos 15 meses gracias al esfuerzo, la dedicación y la paciencia del trabajador Salvador Morales natural del núcleo de Ruigómez.

El Tanque ha sido un municipio tradicionalmente vinculado al sector del cereal, la restauración de la trilladora nos permitirá recuperar un emblema patrimonial para transmitir a las próximas generaciones y a los visitantes que se acerquen a la localidad nuestras constumbres, nuestra identidad y nuestros oficios tradicionales.