El servicio de transporte público de viajeros se refuerza en San Miguel de Abona con la adjudicación de una nueva licencia de autotaxi, con lo cual dicho municipio cuenta ya con 40 taxis. La nueva licencia es para un vehículo adaptado de 9 plazas, “una apuesta y esfuerzo  por parte del adjudicatario”, señala la concejala de Transporte, Dora González. La titular del área también resalta que “desde la Concejalía se prioriza la adecuación de los vehículos de autotaxi, para que residentes y turistas puedan acceder a un servicio completamente adaptado a personas con movilidad reducida”. De este modo, González expresa que “ningún  usuario debe quedar excluido de este servicio público por limitaciones de cualquier índole, por lo que estamos trabajando con el sector del taxi para  intentar adaptar el máximo número de unidades en la flota sanmiguelera”.