La edificación data de 1808 y se erige como un destacado elemento del patrimonio inmueble de Los Realejos

El Fortín de San Fernando, ubicado en el paraje natural de Rambla de Castro, recuperó esta semana su rotulación con el citado nombre, así como la fecha de su origen, 1808, después de que se dieran por finalizadas las obras de contención del talud sobre el que se eleva, además de las tareas de pintado del mismo. Cabe citar que estas últimas labores correspondieron al Ayuntamiento de Los Realejos, tras haber acometido el Cabildo de Tenerife la rehabilitación del mismo, así como del sendero de acceso a la playa de Castro.