La concejala de Turismo y el investigador de la Cátedra de Turismo abordan con el pleno de este órgano lagunero cuestiones de relevancia, como el alquiler vacacional

La concejala de Turismo del Ayuntamiento de La Laguna, Candelaria Díaz, presentó ayer ante el Pleno del Foro Económico y Social del municipio los principales datos del análisis y diagnóstico elaborado dentro del proyecto denominado La Estrategia Turística de San Cristóbal de La Laguna, que se lleva a cabo bajo la dirección de la Cátedra de Turismo CajaCanarias-Ashotel Universidad de La Laguna.

Junto al investigador de la Cátedra de Turismo Pablo Rodríguez, Candelaria Díaz destacó la importancia de este trabajo exhaustivo que permitirá al municipio planificar e identificar los objetivos que se quieren alcanzar en el ámbito del turismo en un municipio que recibe actualmente 1,2 millones de excursionistas al año y está registrando importantes crecimientos en las cifras de alojamiento.

“Hemos abordado con el Foro cuestiones de relevancia para el presente y el futuro de La Laguna en el ámbito turístico, como el análisis para la regulación del alquiler vacacional, que plantea oportunidades pero que requiere también de una cuidada planificación en la que juega un papel importante los consensos que seamos capaces de conseguir entre todos. Precisamente, el pasado martes tuve oportunidad de compartir las propuestas en este ámbito con los portavoces de los grupos políticos municipales, a través del informe que han elaborado las técnicos del servicio de planeamiento de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna, con el que queremos avanzar en algunas líneas de actuación”, señaló la concejala.

Los datos del diagnóstico realizado revelan que en 2017 se alojaron en La Laguna más de 55.000 turistas, cifra que constituye un récord y que ya se ha superado en este año 2018, con más de 64.000 personas alojadas en los establecimientos hoteleros y extrahoteleros del municipio, con datos hasta el pasado mes de noviembre. El análisis señala también que 1,18 millones de excursionistas visitaron el municipio en 2017, dejando un gasto medio de 18,8 euros por persona, lo que lleva a un impacto económico anual que supera los 20 millones de euros.