La Concejalía de Bienestar Social ha desarrollado un proyecto, enmarcado en el área de Infancia y Familia, sobre prevención y promoción del bienestar infantil, centrado en la atención a la diversidad.

El proyecto ha desarrollado actuaciones en dos líneas fundamentales: la atención psicológica individual a niños y niñas diagnosticados de Trastorno por Déficit de Atención (TDAH) y Trastorno del Espectro Autista (TEA), prestándose esta psicoterapia entre los meses de enero y junio, con una sesión semanal, a todos aquellos niños y niñas del municipio que presentaban este diagnóstico y que fueron detectados y derivados por sus respectivos centros escolares.

La Concejalía apuesta así por apoyar a las familias con niños y niñas con especial vulnerabilidad en la tarea de cubrir sus especiales necesidades y ofrecer todos los medios necesarios para conseguir un desarrollo integral. Esta acción se vio reforzada por la segunda línea de actuación de la Concejalía, la cual se orientó a ofrecer al profesorado, de los centros educativos de primaria y secundaria, formación específica y especializada para la atención de niños y niñas con Trastorno del Espectro Autista, la cual se impartió en dos sesiones de 4 horas cada una, en horario de tarde.

En este sentido, la edil de dicha área, Socorro González, destaca «la alta motivación e implicación del profesorado asistente, cuyo rendimiento repercutirá, sin lugar a dudas, en una mejora en la vida de nuestros niños y niñas con necesidades educativas especiales».